/Tiramisu Mascarpone-Ricotta y Frutillas

Tiramisu Mascarpone-Ricotta y Frutillas

Print Friendly, PDF & Email

El tiramisù (si, el acento no es español) es el rey de los  postres italianos y el más famoso. Su nombre deriva del dialecto veneciano (tiramisú, tirame sù) que significa literalmente “levanta-me”. Se refiere tanto al sentido anímico (levántame el ánimo) como al físico (levantarme hacia arriba). Esta delicia es una preparación a base de huevos super frescos, café y queso mascarpone y unas vainillas o bizcochuelo impregnado de alcohol (Marsala o Amaretto). El origen de este postre es incierto. Aún cuando existen numerosas teorías, son tantas las regiones que se atribuyen la paternidad del tiramisú, que es casi imposible asegurar a ciencia cierta cuál es la verdadera. Una de las leyendas más conocidas, cuenta que este postre  fue creado en el siglo 16 en Siena, en honor al  duque de Toscana. Parece que este duque era muy goloso y los cocineros de la región prepararon muchos postres para agasajarlo. Al probar el tiramisú  el duque quedó tan extasiado por esta delicia que  lo hizo conocer en todas las Cortes de Italia y luego la receta atravesó las fronteras, convirtiéndose en un postre famoso.

Más allá de todas las leyendas que nos hacen viajar en el tiempo, parece que el tiramisú es un postre mucho más reciente. Se dice que esta  delicia fue creada en un restaurante muy conocido de Treviso en los años ’70. Poco importa si data de la Edad Media o de la generación “Disco”, lo que es bien cierto es que es exquisito y fácil de preparar! Con el correr del tiempo este postre ha evolucionado y existen hoy muchísimas variantes que se alejan de la receta clásica. Los hay con o sin alcohol, con o sin chocolate y también se los prepara con diferentes frutas. Existen tiramisús salados también ! Esta es la versión que hice hace unos días para una cena familiar. Este último tiempo he tenido la hermosa sorpresa de recibir amigos y familia. El tiramisú lo preparé cuando vinieron a cenar el hermano de mi marido, su esposa. Ellos no viven en Francia y como los dos son médicos, me dije que sería mejor hacerles una versión más liviana del postre. No olvidemos que el mascarpone tiene un porcentaje de materia grasa de 60% (este es el mínimo!). Por eso es tan tan rico. Entonces, hice la receta utilizando 50% de mascarpone y 50% de ricota, un queso que es bastante magro y riquísimo. Se obtiene así un tiramisú delicioso, más liviano y al mismo tiempo no se pierde la textura típica del mascarpone.

Para preparar este tiramisú van a necesitar

150 g de mascarpone

150 g de ricota

3 huevos súper frescos (importante) de gallinas criadas al aire libre

30 g de  azúcar impalpable

30 g de azúcar común

vainillas de buena calidad (7 unidades aprox.) o unas tajadas de bizcochuelo.

300 g de frutillas (fresas)

1 vasito de vino Marsala

Lavar las frutillas y retirarles el cabito y las hojas (reservar 1 o 2 para la decoración).

Cortarlas en dos. Ponerlas en un bol espolvorear con una cucharada de azúcar común y dejarlas macerar con el vino Marsala.

IMG_2351

Para preparar la crema de tiramisú

Separar las claras de las yemas. Reservar.

Mezclar la  ricota con el mascarpone. Batir las yemas con el azúcar común hasta obtener una mezcla cremosa. Luego, incorporar esta crema a la mezcla de ricota y mascarpone.

IMG_2344IMG_2347

Comenzar a batir/montar las claras con una pizca de sal, agregar el azúcar impalpable y seguir batiendo hasta lograr que estén firmes. Se puede utilizar un batidor manual o eléctrico.

IMG_2341

Luego, verter sobre la crema de quesos y yemas, haciendo movimientos envolventes con una espátula, para airear la preparación y evitar que las claras se bajen.

Tomar el molde o fuente en el que se va a servir el postre (es preferible utilizar un plato de vidrio, para que se vea bien el interior del tiramisú, yo lo hice en una Pírex).

Poner en el fondo las vainillas, una al lado de la otra y humedecerlas con bastante vino Marsala. Incorporar la crema de tiramisú. Ir alternando crema y fresas, hasta finalizar con una capa de crema de tiramisú.

IMG_2352

Decorar con una o dos frutillas cortadas en abanico.

IMG_2358

Esta técnica es muy fácil, sólo hay que cortar las frutillas en tajadas con un cuchillito de punta afilada, sin llegar hasta el pedúnculo. Luego con mucho cuidado se aplastan suavemente abriéndolas en forma de abanico. Ponerlas sobre el postre. Cubrir con un film alimenticio y guardar en la heladera (refrigerador) durante varias horas (es lo ideal). Servir bien frío.

El resultado : Un postre fresco, liviano y exquisito !

IMG_2354

VARIANTES

Para realizar una versión sin alcohol, se puede reemplazar el vino Marsala por un coulis de frutillas.

Si no tienen Marsala, utilizar un oporto.

COMO HACER PARA  reemplazar el queso mascarpone si no se lo consigue.

Este queso es el ingrediente fundamental del tiramisú. En Europa se consigue fácilmente, pero quizás no es así en América Latina.

IMG_2342

Una astucia entonces : mezclar un poco de crema de leche (nata) con un queso crema de gusto suave (tipo Filadelfia) y mezclarlo con ricota.




Plus de recettes !