/El Sándwich Albert

El Sándwich Albert

Print Friendly, PDF & Email

Los sándwiches de miga argentinos: un orgullo nacional!

Quisiera, antes de ir a la receta que he elegido hoy, referirme un poco a los sándwiches argentinos, particularmente a los « de miga », que son toda una institución en Argentina. La tradición de los sándwiches viene directo de Inglaterra, con la llegada de los inmigrantes europeos en el siglo XIX. Poco a poco las distintas comunidades fueron aportando sus tradiciones gastronómicas. Pero fue gracias a las habilidosas manos de los descendientes de españoles   que los sándwiches a la inglesa adoptaron un nuevo look. El pan de miga “hizo dieta”  perdiendo así unos cuantos centímetros de espesor. Resultado: las típicas tajadas de pan ultra finas que solo se ven en Argentina. El hecho de hacer los panes de miga tan finitos ha permitido crear sándwiches en capas: simple, triple, cuádruple, etc. Existen cientos de variedades de sándwiches de miga en Argentina. Es una tradición tan anclada en el imaginario gastronómico de ese país, que hasta el nombre se transformó y sacó la nacionalidad argentina! Así como los italianos cambiaron el nombre inglés “sándwich” por la denominación “tramezzino” (según la idea del escritor Gabriele D’Annunzio). Para los argentinos el sándwich devino “sanguche”.

Según los expertos « sandwicheros o sangucheros », Argentina es el país que cuenta con la mayor variedad de sánguches de miga del mundo. La receta que comparto hoy, no es una simple receta de sánguche de miga argentino. Tengo el orgullo de publicar mi primera receta 100% paranaense (Es decir de mi ciudad natal: Paraná). Y si, la Argentina no se reduce solo a su capital: Buenos Aires,que por cierto es magnifica! .”El resto también existe » y yo , yo soy una chica del « interior » y parece que cuando hablo como los otros paranaenses, canto, así definen nuestra tonada! Bueno, vayamos a la receta, el sánguche que he preparado se llama ALBERT. A ciencia cierta, no se sabe mucho o casi nada sobre la historia de este plato. Algunas versiones sostienen que su nombre hace referencia a un marino alemán miembro de la tripulación del famoso Admiral Graf Spee, acorazado alemán que fue echado a pique en la batalle del Río de la Plata en 1939. El marinero en cuestión, llamado Albert se instaló en la ciudad de Paraná y abrió el bar ALBERTO. Hice una pequeña investigación en mi Facebook y todos mis amigos aportaron datos de lo que recordaban. Lo que puedo decir es  que a pesar de las distintas versiones,  todos coinciden en que el Albert era un sándwich creado en un bar muy conocido llamado “Los Alpes”. Para realizar la receta de este “sánguche” me inspiro entonces de todos esos recuerdos, tan lejanos y tan presentes. Si como dicen mis amigos, “nunca será como el Albert del bar Los Alpes”, pero bueno acá va una versión del Albert de la nostalgia…

El sándwich Albert

3 tajadas de pan de miga finas

1 tomate

1 huevo duro

2 tajadas de jamón cocido

1 tajada de queso de barra (cortada fina)

Mayonesa y Savora

2 salchichas de Viena

Como no tengo la receta original de “Los Alpes” trato de acordarme al menos de todos los ingredientes, el orden seguramente no es el mismo que el original pero bueno, lo importante es el resultado final.

Hagamos un Albert sabroso!!!

Untar una tajada de pan de miga con mayonesa y luego con un poco de Savora.

Luego poner las salchichas de Viena (hervidas durante unos 3 minutos) cortadas a lo largo.

Cubrir con una rodaja (rebanada) de queso de barra (o tipo Gouda, Tybo, etc.).

Cubrir con otra rebanada de pan de miga, untada de ambos lados con mayonesa y Savora.

Colocar sobre  esta última rebanada de pan, una buena rodaja de jamón cocido.

Luego los tomates en rodajitas y encima el huevo picado, tapar con otra rodaja de pan untado con mayonesa y Savora

.

Tostar el Albert (puede hacerse en una sandwichera eléctrica, un horno gratinador, etc.)

Yo lo hice tostar en una sartén (plancha) grill con ranuras, tapado y a fuego suave para que el queso se derrita. Elegí la sartén con ranuras porque girando el sánguche  y dándolo vuelta, quedan las marcas sobre el pan y esto me recuerda el que comíamos hecho en el bar donde lo crearon “Los Alpes”.

Tradicionalmente el ALBERT se sirve cortado en cuadrados. La porción para una persona era realmente generosa!




Plus de recettes !